Temperaturas y técnicas adecuadas para almacenar la insulina

Temperaturas y técnicas adecuadas para almacenar la insulina


[ Foro: Diabetes mellitus, tipo y tipo 2 ]

Publicado por Dr. Stan De Loach (148.244.192.84), martes, 27 mayo 2008, 12:53

Como respuesta a: insulina y refri publicado por iRAIS (201.152.108.78) al martes, 27 mayo 2008, 8:33:

La insulina todavía no siendo utilizada, nueva o sin usar, sea en frasco o cartucho, debe mantenerse en el refrigerador, 36° - 46° Fahrenheit (2° - 8° Centígrado). La insulina NO debe guardarse en el congelador y uno no debe permitir que la insulina se congele. Si se congela la insulina, tírela en la basura.

Los frascos o cartuchos de insulina que están siendo utilizados, sirven solamente durante los 28 - 30 días siguientes a su primer uso, sean refrigerados o no, y mientras que la temperatura ambiental a la cual se expone no sea mayor a 86º Fahrenheit (30º Centígrado).

La temperatura ambiental aceptable para la protección de la insulina que estamos utilizando para las inyecciones diarias se define como una temperatura entre 59º y 85º Fahrenheit (15º y 29º Centígrado). Si no se acaba toda la insulina durante los 28 - 30 días subsiguentes a su primer uso, los frascos o cartuchos deberán tirarse en la basura. Las temperaturas ambientales recomendados son aceptables porque las insulinas tienen conservadores, los cuales conservan la insulina por un tiempo, pero que finalmente dejan de funcionar como conservadores. En ese momento, las bacterias pueden empezar a crecer dentro del frasco o cartucho y al crecer, comienzan a degradar la proteína (que es la insulina).

La glargina/Lantus y los otros análogos de insulina (lispro/Humalog, glulisina/Shorant, aspart/Novolog) se echan a perder más rápidamente que las "viejas" insulinas Regular y la NPH. Pero lo recomendado es utilizar el frasco o cartucho de ellas no más de 28 - 30 días para evitar la posible degradación de la calidad de ellas.

La insulina que viene en botella (frasco) puede permanecer a temperatura ambiente por 28 - 30 días. A partir de los 28 - 30 días, se debe desechar el frasco de insulina aunque todavía quede una cantidad de insulina en el mismo. A partir de la fecha en que se empiece a utilizar, un frasco de insulina tendrá una duración de 28 - 30 días, aunque se mantenga refrigerada.

El frasco de Lantus® que no esté abierto ni en uso, debe de ser refrigerado. De hecho, ya que la insulina Lantus normalmente se inyecta solamente una vez al día, es conveniente mantenerla en el refrigerador cuando no estémos sacando la insulina para la inyección. Así, se conserva la potencia de la Lantus.

La insulina Lantus® que no se guarde en el refrigerador, se debe guardar en un lugar en donde no sea expuesta al calor ni a la luz solar directa; la temperatura debe ser menor a 86°F ó 47°C.

Los cartuchos de 10 ml, en uso o sin abrir, que no se puedan guardar en el refrigerador, tendrán una duración de 28 - 30 días, siempre y cuando la temperatura no sea mayor de los 86°F ó 47°C

La insulina no debe estar expuesta a
— luz brillante ni solar
— calor extremo
— frío extremo

Antes de extraer la insulina del frasco o del cartucho, y antes de inyectarse con un dispositivo de insulina, verifique que la botella o el cartucho no tenga:
— escarcha o cristal en el interior del frasco
— coágulos en la insulina
— partículas cristalinas en la insulina

La insulinas de acción ultrarrápida [Humalog (lispro)®, Shorant (glulisina)®, y Novolog (aspart)®] y la de corta duración (Regular) son transparentes.

La insulina pre-mezclada y la de duración intermedia (NPH) son opacas o lechosas después de girar la botella entre las manos.

Lantus® (insulina glargina) es una insulina de prolongada duración, la cual es transparente y no se debe mezclar o diluir con otra insulina en la misma jeringa ni en el mismo sitio de inyección.

La insulina en los dispositivos de insulina, que no se esté usando pero que se mantenga refrigerada, estará en buen estado hasta la fecha de vencimiento que indica el cartucho.

Los dispositivos de insulina que se estén usando no se deben refrigerar; la insulina en los mismos estará en buen estado durante el período indicado a continuación:

CARTUCHOS DE INSULINA FABRICADOS POR ELI LILLY
— Los cartuchos de Humalog® tienen una duración de 28 días
— Los cartuchos de Humalog® Mix 75/25 ™ tienen una duración de 10 días
— Los cartuchos de Humulin® 70/30 tienen una duración de 10 días
— Los cartuchos de Humulin® N tienen una duración de 14 días

CARTUCHOS DE INSULINA FABRICADOS POR NOVO-NORDISK
— Novolog 3.0 Penfill® tienen una duración de 28 días
— Novolin 70/30 Penfill® tienen una duración de 10 días
— Novolin N Penfill® 3.0 tienen una duración de 14 días
— Novolin R Penfill® 3.0 tienen una duración de 28 días

Mantener una reserva de insulina(s) y jeringas suficientes para 10 – 20 días.

Las jeringas para inyectar la insulina y las lancetas para la punción de la piel se mantendrán estériles mientras que estén secas y la tapa no les sea removida.

Aunque generalmente no es recomendable volver a utilizar la misma jeringa para más de una inyección de insulina (porque así más fácilmente se contamina la insulina en el frasco o cartucho), podría ser necesario en situaciones urgentes de vida o muerte. Aún en situaciones de urgencia, sin embargo, la persona que tiene DM podrá volver a utilizar únicamente sus propias jeringas o lancetas; el uso de jeringas o lancetas utilizadas por otras personas queda altamente peligroso.

Efectivamente, por la experiencia, hemos aprendido que la Lantus no tiene una duración de más de un mes (28 - 30 días después de que la haya empezado a ocupar), aunque a veces sirve por 5-6 días adicionales. Deja de funcionar tan bien como cuando está fresca y eso se nota frecuentemente en las mediciones de glucosa en la sangre. Si compra los CARTUCHOS de Lantus (en vez del FRASCO de Lantus), casi siempre se ocupa toda la insulina en el cartucho antes de un mes y así no hay problemas de caducidad o pérdida de efectividad.

Con cualquier insulina, siempre que no son los acostumbrados los valores indicados por el medidor casero de glucosa, vale la pena ver en qué fecha empezó a sacar insulina del frasco o cartucho. Antes de empezar a ocupar la insulina--cualquiera--es importante mantenerla refrigerada (no congelada ni tampoco expuesto al sol). Después de empezar a ocuparla, tampoco tendrá ningún efecto negativo mantenerla en el refrigerador, pero no se considera obligatorio.


Respuestas:



[ Foro: Diabetes mellitus, tipo y tipo 2 ]