Interpretación de niveles de insulina/péptido C, en ayunas y postprandiales

Interpretación de niveles de insulina/péptido C, en ayunas y postprandiales


[ Foro: Diabetes mellitus, tipo y tipo 2 ]

Publicado por Dr. Stan De Loach (148.244.160.242), sábado, 18 abril 2009, 10:41

Como respuesta a: cifras de insulina, como puedo interpretarlas publicado por Rosa María (201.124.53.214) al viernes, 17 abril 2009, 16:22:

Estas mediciones de la presencia de insulina endógena indican una fluctuación según la presencia y absorción de comida. En este caso, no se sabe si fue Glucola o comida normal que comió, ni cuántos gramos de CHO y/o de proteínas contenía.

Tampoco sabemos con certeza los efectos secundarios del proceso de comer vía oral (efectos de incretinas, hormonas gastrointestinales, glucagon, demora en la absorción de glucosa, demora en el vaciamento del estómago, por ejemplo). En algunos casos, los investigadores utilizan glucosa inyectada (endovenosa) para evitar los efectos de estos factores.

Es muy difícil medir perfectamente la insulina endógena producida por el cuerpo (por su 1/2 vida o "vida media" de alrededor de 5.2 minutos). Por eso, es más frecuente medir los niveles de péptido C, que está presente en el cuerpo en cantidades equimoleculares (cada molécula de insulina tiene una cadena C, que es el péptido C que se mide; se prefiere a veces la medición del péptido C porque su vida media es de aproximadamente 20 minutos). El péptido C se excreta en la orina y algunas pruebas miden la cantidad excretada en la orina en un período de 24 horas.

Los valores de insulina o de péptido C, para ser interpretados correctamente y con el máximo grado de confianza, deben ser correlacionados con el nivel de glucosa en sangre (GS), cuantificada en el mismo momento que la medición del péptido C o de la insulina.

El nivel basal de insulina (o del péptido C, que se mide con otras unidades de medición) de 4.5 microIU/mL es normal. La utilidad de tener los valores simultáneos de GS consiste en permitir la determinación de la eficacidad de la insulina producida en el estado basal. Si el cuerpo puede mantiene NORMOglucemia (menos de 100 mg/dL) con ese nivel de insulina...muy bien y no hay evidencia de DM.

Probablemente este es el caso suyo, pero no se puede saber con confianza al 100%. Vale la pena mencionar que el INTERVALO DE REFERENCIA típico para la medición de insulina sérica (después de 12 horas de ayunas) con la técnica inmunoreactiva es de .7 - 9.0 microUI/mL.

No sé si la técnica inmunoreactiva utilizada produzca el mismo intervalo de referencia que la técnica de quimioluminiscencia. Esta última es una medida de la luz creada por actividad química a (o menos de) la temperatura ambiente.

Algunos clínicos argumentan que cuando se presentan los valores máximos (alrededor de 23.0, en este caso) del INTERVALO DE REFERENCIA de insulina (o de péptido C) en ayunas, hay evidencia de un páncreas debilitado o disfuncional, porque normalmente en ayunas no hay necesidad de tanta insulina y ésta solamente sirve (mediante su segregación basal) para regular la mínima cantidad de glucosa normalmente liberada durante ayunas por el hígado (en forma de glucógeno o mediante la conversión de amino ácidos [proteínas] a glucosa [el proceso de gluconeogénesis]).

En su caso, no hay indicación de esta difunción en ayunas.

A una y dos horas de iniciar el período absortivo (prandial y brevemente postprandial), la cantidad de insulina (y por eso, de péptido C) está aumentada, debido principalmente a la cantidad de CHO seguramente contenido en lo que usted comió.

Normalmente, hay un aumento de 300-500% en la producción de insulina (y péptido C) en el período postprandial. En su caso, hubo un aumento de 800% (hora 1) y 1277% (a dos horas), indicando una posible producción elevada de insulina para lograr (si es que se lograra) la NORMOglucemia. Si sabemos también el NUMERO relativamente exacto de gramos de CHO ingeridos para la prueba, podemos interpretar mejor el aumento de la producción de insulina. Así, podríamos determinar si esos aumentos de insulina fueron los necesarios para mantener la normoglucemia en esos momentos, o si fueron excesivos relativos a la cantidad de CHO ingerida.

La normoglucemia siempre es la meta o el objetivo implícito del sistema endócrino que funciona normalmente. Distorciones de la normoglucemia son, por eso, los mejores indicadores del funcionamiento incorrecto del páncreas.

Por eso, habría que vigilar la GS a 75 minutos postprandial, periódicamente.

Si la respuesta insulínica de sus células Beta fue suficiente y precisa en todo momento (en ayunas y a 1 hora, a 2 horas, a 3 horas de comer), para proteger, garantizar o mantener la NORMOglucemia, usted probablemente no tiene DM. Pero no tenemos esos valores, que usted podría medir independientemente de la insulina o el péptido C, ya que se saben los valores aproximados de insulina (y péptido C) producidos por su páncreas.

El valor absoluto de insulina producido es de más utilidad cuando se puede comparar con una referencia (por ejemplo ¿es más o menos o igual que la cantidad necesaria en la población general para mantener la normoglucemia?).

El nivel de GS normalmente sube cuando comemos...y por eso también sube la cantidad de insulina producida (para asegurar la continuación de la normoglucemia contra la subida glucémica producida por los alimentos, sobre todo los que contienen CHO). De hecho, una subida de la GS de tan sólo 3 mg/dL encadena la segregación de insulina endógena.

El nivel de GS tiende a regresar a lo normal después de aproximadamente 90 minutos de haber comido, cuando el nivel de insulina todavía está casi máximo. Como resultado, la insulina presente sigue promoviendo el almacenaje de la glucosa no necesitada inmediatamente (1) para reemplazar la glucosa almacenada en el hígado ó (2) para la producción de energía. En el segundo caso, la glucosa se almacena en la forma de grasa (llantitas, por ejemplo).

Por falta de medición simultánea de los niveles de GS, no se puede saber si este proceso podría estar sucediendo en su cuerpo. Un aumento de peso corporal podría sugerir su presencia.

El regreso de la insulina (y del péptido C) al nivel basal después de tres horas de EMPEZAR a comer (no de TERMINAR de comer), indica normal función del páncreas, siempre y cuando a las 3 horas la GS TAMBIEN estaba dentro de los límites de normoglucemia (aproximadamente 71-89 mg/dL).

Algunas personas que tienen DM2 tienen normoglucemia también en los puntos temporales medidos por el laboratorio, PERO la producción de insulina (y del péptido C) en el período postprandial para lograr la normoglucemia es elevada al 100%, 200% ó 300% MAS que en una persona sin DM2.

Es decir, las células Beta compensan la presencia de hiperglucemia con la producción de cantidades exageradas de insulina, con el fin de mantener siempre la normoglucemia. A esto le llaman "resistencia a la insulina," aunque no todos los clínicos están de acuerdo en esta definición de la condición de resistencia a la insulina, que frecuente en la pre-diabetes y el Síndrome Metabólico. Los niveles de insulina sérica no constituyen medidas confiables de la presencia o el grado de resistencia a la insulina.

Una teoría actual es que la necesidad de estar compensando la hiperglucemia seguido o mucho finalmente agota las células Beta y que como consecuencia la presencia de hiperglucemia (más de alrededor de 140 md/dL en el período postprandial ó 100 mg/dL en ayunas) está más y más frecuente y obvia a lo largo de meses o años.

Este es el momento en que, por la presencia de hiperglucemia en ayunas (que es lo que más frecuentemente se monitorea para evaluar el desarrollo de la DM), se llega a hacer el diagnóstico de DM2, aun si efectivamente estaba presente 6-10 años antes del diagnóstico formal.

Las pruebas de niveles de insulina no tienen buena reproducibilidad, sobre todo a los 120 minutos (2 horas). Existe variabilidad importante entre las diferentes medidas (de un día para otro, aun en el mismo individuo) y entre los valores de diferentes laboratorios.

Los niveles séricos de insulina (o proinsulina) no son predictores confiables del desarrollo de DM en el futuro, aun en las poblaciones con más alto índice de factores de riesgo (edad, sexo, historia clínica, historia familiar de DM, hipertensión, Indice de Masa Corporal [IMC]) para la DM (ver liga electrónica #2 abajo, del año 2006).

La presencia de DM se puede detectar más sencilla, más económica y más fácilmente mediante las medidas comunes (GS en ayunas y al azar y más y más la hemoglobina glucosilada A1c). Los niveles de insulina sérica tienen limitada utilidad sin saber también los valores glucémicos simultáneos.

En este caso y utilizando los datos proporcionados, sería difícil o erróneo diagnosticar la DM. Pero vale la pena notar que los datos proporcionados no son completos: lo que falta son los valores glucémicos, con los cuales todos estamos familiarizados. Serían importantes en cualquier diagnóstico de DM y para descartar el mismo.


Respuestas:



[ Foro: Diabetes mellitus, tipo y tipo 2 ]